ignoto ígneo

una antorcha
afilada en la noche
arde

—Rex, ¿qué augures la encendieron?

De viva voz

Audio clip: Adobe Flash Player (ver­sion 9 or above) is required to play this audio clip. Down­load the lat­est ver­sion here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Volver a Con­tenidos de sumergi­ble

One Comment

  • Un her­mosísimo título, digno de un libro: tiene una sonori­dad extra­or­di­naria y un sig­nifi­cado mis­te­rioso.
    En el verso final hay una rem­i­nis­cen­cia de la Roma antigua en este verso.
    El fuego hace parte de los rit­uales adiv­ina­to­rios y está conec­tado con el título del poema.
    “La espada de fuego” del ángel que nos expulsa del paraíso está entron­cada con esta bella ima­gen.
    Ese fuego súbito, es tal vez la inten­ción repentina, la inspiración o la idea que puede mar­car un nuevo der­rotero en nosotros. Creo que vale la pena exten­der un poco o sug­erir la condi­ción inte­rior de esta llama que se prende en nues­tra oscuridad.

Leave a Reply

Your email is never shared.Required fields are marked *