arrancó el balbuceo del tartamudo

                                para el Mono I.

la primera bocanada
de aire
rayó los epitelios

llegó
el primer
hilo de leche

había que elegir:
respirar o mamar

inhale-exhale inhale-exhale
hale-exhale inhale-exhale in
le-exhale inhale-exhale inha
exhale inhale-exhale inhale

otro adicto al oxígeno

tictac que nunca se abandona
evasión de paraísos
presagio de agriculturas

al fondo, una confusa algarabía
y colisión de planetas

           el ego
—sifón alterno de Natura—
inició la sinfín tragadera

las tenaces raíces carnales
no dejaron nada sin enzarzar

¡como si de la urdimbre
dependiera la supervivencia!

desde entonces
no hemos cesado de bajar
grasientos toneles febriles
a las criptas del corpus vivendi

y así completar la colección
de madres embalsamadas
          por si las moscas



De viva voz

Audio clip: Adobe Flash Player (ver­sion 9 or above) is required to play this audio clip. Down­load the lat­est ver­sion here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Volver a Con­tenidos de los dados flojos

2 Comments

  • las fugaces raicil­las del placer”: La búsqueda del placer en el hom­bre es una condi­ción biológ­ica; unida a su instinto por sobre­vivir según estos ver­sos. El adje­tivo “fugaces” puede ser con­tra­dic­to­rio, pues la pul­sión por el placer es una constante.

  • Rafael Escobar De Andreis wrote:

    Este poema nos mues­tra cómo por la misma vía entran el oxígeno y el ali­mento. Aten­di­endo además que la inspiración es la toma del aire y la forma en que luego se espira la pal­abra artic­u­lada (nacimiento del lenguaje)

Leave a Reply

Your email is never shared.Required fields are marked *